La Corte falló contra la pretensión de Farmacity de desembarcar en la Provincia

El máximo tribunal nacional rechazó un recurso de queja que había presentado la compañía contra un fallo previo de la Suprema Corte bonaerense que ya había rechazado su pretencion de operar en la Provincia

La Corte Suprema de Justicia falló hoy en contra la pretensión de la compañía  Farmacity de desembarcar en la Provincia de Buenos Aires, al rechazar un recurso de queja que había presentado la empresa contra un fallo precio de la Suprema Corte provincial que ya había señalado que en tanto que es una sociedad anónima no puede operar en territorio bonaerense.

La decisión del máximo tribunal llegó a casi una década desde que empezó el reclamo de la cadena de farmacias fundada por Mario Quintana, exvicejefe de Gabinete de Mauricio Macri.

La empresa cuestionaba la normativa provincial que regula quiénes pueden ser propietarios de farmacias en territorio bonaerense que excluye a las sociedades anónimas. La Corte determinó que “el legislador local ha ejercido sus facultades en forma razonable, basándose en principios de salud pública, ampliando la protección de los pacientes”, explicó un comunicado del máximo tribunal.

El reclamo de Farmacity fue analizado por cuatro jueces. La decisión final fue firmada por tres de los jueces que intervinieron en el caso: Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti y Martín Irurzun (presidente de la Cámara Federal porteña, quien participó como conjuez convocado exclusivamente para este caso). La segunda conjueza convocada para analizar el caso, la presidenta de la Cámara Federal de Corrientes, Mirta Gladis Sotelo de Andreu, votó en disidencia.

La exclusión de las sociedades anónimas como sujetos que pueden ser propietarios de establecimientos farmacéuticos en el territorio de la Provincia de Buenos Aires constituye una reglamentación razonable.

El tribunal estuvo integrado de esa manera porque los jueces Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti se excusaron, mientras que Juan Carlos Maqueda no votó. El presidente de la Corte debió apartarse del caso debido a que fue abogado de Farmacity y el estudio jurídico que integraba lleva adelante la demanda ante el máximo tribunal. El juez Rosatti se excusó después de que la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) pidiera su apartamiento. El argumento de COFA fue que la directora del área jurídica de Farmacity, Andrea Gualde, trabajaba junto a Rosatti cuando el actual juez era el Ministerio de Justicia de Néstor Kirchner.